Viaja2

El mundo es para recorrerlo, mejor en compañía. Y la vida… también.

Diario de viaje a Alaska y Canadá.

Deja un comentario

CHICAGO-SEATTLE: 4 ½ horas.

Y, aquí estamos, ya llevamos casi dos horas volando, camino de Seattle.

Es un avión más bien pequeño y antiguo. Tiene dos filas de 3 asientos, incómodos y estrechos, y está completo.

Está previsto que tardemos un poco más de cuatro horas en llegar. Vamos en el lado izquierdo, otra vez encima de un ala.

Nos han dado algo de beber, pero todo lo que quieras de comer es de pago. Incluso los auriculares. Para que luego digan de Iberia.

De momento se está moviendo como una batidora, por las turbulencias, supongo.

SEATTLE-FAIRBANKS (3 h. 15’)

De nuevo, otra vez volando. Aterrizamos en Seattle, sin novedad. Allí nos costó trabajo sacar las tarjetas de embarque para Fairbanks. No las habíamos podido sacar en España, no sé por qué, y aquí, en la máquina que lo hicimos, salieron pero no eran válidas. Tuvimos que esperar una cola para que alguien de la compañía nos las sacara. Seguimos poniéndo en práctica nuestro escaso inglés y, de momento, nos va sirviéndo para entendernos. La verdad, es que a todos a los que nos hemos dirigido, o se han tenido que dirigir a nosotros, han sido sumamente amables, y han hecho un esfuerzo para que les entendiéramos.

Al final, vamos agobiados y corriendo, pues hay momentos en que pensamos que no podríamos coger el avión, por lo que tardamos en conseguir las tarjetas.

Después, otra vez, hemos tenido que pasar el control de pasaportes y policía, con el mismo rollo, de reconocimiento exhaustivo de foto de pasaporte, tu cara y tarjeta de embarque. Descalzarse, quitarse relojes… sacar ordenador, poner todo en bandejas, y que se te acelere el corazón hasta que tu bandeja pasa los scáneres y consigues seguir adelante. Estoy cogiendo complejo de culpable de algo, y empiezo a temer que no me dejen seguir el viaje, porque no les parezca bien algún detalle.

Según mi reloj son las 6 de la mañana del día 22, con lo que llevamos casi 24 horas sin acostarnos y, la mayor parte, volando. Así estamos.

Este avión es mucho mas moderno, con asientos mas anchos, de piel, y mullidos. Una maravilla comparados con los del avión de American Airlines en dónde hemos venido desde Chicago. La compañía es la Alaska Airlines.

Nos han dado de beber y una bolsa de snacks pero, igualmente, si quieres comer algo, es de pago.

Tardaremos algo más de tres horas en llegar a Fairbanks, que será, por fín, el final de ésta parte del viaje, que creo que va a ser la más dura e incómoda.

Nos estarán esperando de la Holland y, por fín,  podremos ir al hotel con el que ya estoy soñando.

Anuncios

Autor: viaja2/viaja2Photography

Me llamo Mariángeles, me gusta viajar, salir con nuestros amigos a recorrer la ciudad y cenar en algún sitio que aún no conozcamos, y cocinar nuevas recetas en las cenas que preparamos para ellos en nuestra casa. También la fotografía, pero soy un fotógrafo que aún no lo es por estar todavía aprendiendo. De todo ello trata este blog. Muchas gracias por visitarlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s