Viaja2

El mundo es para recorrerlo, mejor en compañía. Y la vida… también.

Diario de Viaja a Alaska. Cruisetour 23-5-12. Viaje en el McKinley Explorer.

Deja un comentario

VIAJE EN EL MCKINLEY EXPLORER, AL PARQUE NACIONAL DENALI

 De nuevo nos citaron prontito, y al autobús camino de la estación de tren.

Hace un día estupendo, con sol y unos 15-18º.

Leah, nos aconsejó el que desayunásemos en el tren; comentó que sería muy agradable y más original que hacerlo en el restaurante del hotel en dónde ya habíamos desayunado el día de antes.

El autobús nos dejó al lado del tren, con lo que ni siquiera tuvimos ocasión de ver la estación, como edificio.

En el sobre que nos había dado Leah, en el camino a la estación, figuraba, entre otras cosas, el número de los asientos que teníamos cada uno en el vagón.

Foto del folleto de Holland America.

El tren es el Mckinley Explorer. www.mackinleyexplorer.com: Un ferrocarril paisajístico, con el techo de algunos vagones de cristal transparente, ahumado en la zona superior para que el sol no moleste excesivamente.

Los vagones son bastante grandes y tienen dos pisos. El de abajo, con la cocina, el restaurante, los servicios, y una pequeña salita junto a la escalera de subida. Arriba: el vagón propiamente dicho, con asientos cómodos, y un amplio espacio para, incluso, poder estirar las piernas. En la zona delantera lleva un bar, muy bien montado, y en dónde no dejaron de preparar bebidas, combinados y helados (de pago). En él, dos camareros, uno para preparar los pedidos, y el otro (una chica), que pasaba por los asientos apuntando los pedidos elegidos, y luego sirviéndolos en el asiento.

Holland America y Princess Cruises, tienen cada una varios vagones (de los del techo de cristal), con su nombre en cada tren. También lleva vagones normales (sin cúpula de cristal), y otros de superlujo. Entre uno y otro, hay una plataforma al aire libre, para poder hacer fotos, o pasar al vagón siguiente.

También nos acompañaba un animador-jefe de vagón que paso todo, todo el viaje hablando. Hizo las presentaciones de sus compañeros, explicó el viaje, describió el paisaje según íbamos pasando por un sitio u otro, y, en la última parte nos contó su vida laboral; contó una y otra anécdota sin parar y, lo más increíble (al menos para nosotros),  puso en circulación un álbum de fotos suyas en diferentes situaciones en el tren: con nieve, con sol, con lluvia, con pasajeros, con su familia…A nuestros compañeros de viaje no les extrañó el que enseñara las fotos y, todos, las miraban y comentaban con él divertidos ¡Increíble!…

Siguiendo el consejo de Leah, nos apuntamos para desayunar, pero eran las 11 de la mañana y aún no nos habían llamado para bajar al restaurante,  que tiene pocas mesas.

Cuándo nos tocó el turno, compartimos mesa con el simpático matrimonio mejicano.

Verdaderamente fue muy agradable, sentados en la coqueta mesita, delante del ventanal por el que discurría el paisaje, parecía que nos encontrásemos en un decorado de película.

La carta tenía 7-8 platos combinados, muy parecidos en su contenido. Pedimos uno que tenía huevos revueltos, bacón, patatas rehogadas y champiñón. Para beber había posibilidad de pedir café, té, infusiones, o cualquier otra bebida. Y, un detalle de agradecer: antes de servirte siquiera, te ponen vasos de agua con hielo. Nos costó 14 dólares cada uno.

El viaje fue muy bonito, pero no espectacular. Eso sí, te sientes dentro del paisaje, ya que los ventanales son enormes, se juntan con la cúpula de cristal y lo ves mires a dónde mires. Solo por eso merece la pena la experiencia.

Al poco de salir el tren cruza el río Tanana (uno de los más largos del mundo) y, poco después, el Nenana River Canyon, con rápidos en dónde se practica rafting.

Enseguida aparecieron las cadenas de montañas, nevadas en girones, que no dejarían de acompañarnos hasta el final.

 

De Fairbanks a Denali, hay 120 km. Como el tren va bastante despacito tardamos cuatro horas en llegar.

Anuncios

Autor: viaja2/viaja2Photography

Me llamo Mariángeles, me gusta viajar, salir con nuestros amigos a recorrer la ciudad y cenar en algún sitio que aún no conozcamos, y cocinar nuevas recetas en las cenas que preparamos para ellos en nuestra casa. También la fotografía, pero soy un fotógrafo que aún no lo es por estar todavía aprendiendo. De todo ello trata este blog. Muchas gracias por visitarlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s