Viaja2

El mundo es para recorrerlo, mejor en compañía. Y la vida… también.

Fin de semana en Córdoba. 26, 27, 28 Octubre 2012

Deja un comentario

Después de toda la semana lloviendo, salimos de Madrid con muchas nubes, y  con lluvia a ratos. Desde Despeñaperros (que ya no es el  Despeñaperros de temer: se pasa en 10 minutos por dos túneles, sin enterarte de nada y, por supuesto, sin ver ni paisaje ni nada que recuerde a lo que era), nos ha diluviado, a veces intensamente.

Al entrar en Córdoba, ya no llovía, y afortunadamente no lo volvió a hacer más. Nuestro alojamiento: Apartamentos Duque de Hornachuelos, C/ Duque de Hornachuelos. Están en un edificio restaurado, sobre un yacimiento de época califal, del que se puede admirar en un patio interior del edificio, los restos de unos baños árabes.

Tras comer una deliciosa tortilla de bacalao y diversos frutos secos, nos arreglamos un poco y fuimos hacia El Alcázar  teníamos entradas para ver un espectáculo de luz y sonido que prometí ser maravilloso. Por lo que había diluviado a lo largo de la semana y esa tarde, los jardines estaban inundados en muchos sitios, y la segunda sesión que era a la que íbamos estaba suspendida. La primera decidieron hacerla más corta y llegamos cuándo le quedaba poco para terminar. Nos dejaron pasar a ver lo último y pudimos disfrutar de un aperitivo de música y luces que aún nos dejó con más ganas de haber podido ver entero el espectáculo. El entorno es paradisíaco,  un jardín árabe en el que el agua y las plantas enmarcan las albercas rodeadas de estatuas.

Seguimos un rato, en el que la lluvia solo caía de vez en cuándo y de forma muy sutil, disfrutando de nuestro anfitrión (de la Diputación andaluza), que nos fue explicando la evolución del espectáculo entero, y el día a día del Alcázar en su evolución como edificio a conservar y, a la vez, de foco turístico.

De allí nos fuimos a Las Caballerizas Reales, otro edificio histórico, y en el que había una exposición de vinos de España, principalmente de Córdoba, con catas de cada uno, y tapas y platos típicos cordobeses para acompañarlas. La entrada que servía para probar 5 vinos, incluía una copa de cristal fino y con un grabado del edificio de Las Caballerizas, y se podían probar a lo largo de todo el fin de semana en que duraba la exposición.

Admiramos el edificio, probamos nuestro primer vino, un Solera de Montilla, delicioso, con nuestra primera tapa y, después de un rato de disfrutar el ambiente, nos fuimos paseando a nuestro apartamento pues la lluvia había parado y no hacía demasiado frío,.

Anuncios

Autor: viaja2/viaja2Photography

Me llamo Mariángeles, me gusta viajar, salir con nuestros amigos a recorrer la ciudad y cenar en algún sitio que aún no conozcamos, y cocinar nuevas recetas en las cenas que preparamos para ellos en nuestra casa. También la fotografía, pero soy un fotógrafo que aún no lo es por estar todavía aprendiendo. De todo ello trata este blog. Muchas gracias por visitarlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s