Viaja2

El mundo es para recorrerlo, mejor en compañía. Y la vida… también.


Deja un comentario

Diario de viaje a Alaska y Canadá 26-5-12. Anchorage

26-5-12 ANCHORAGE.

www.anchorage.net

Tiene la misma latitud que Estocolmo y S. Petersburgo (61º latitud norte). Su economía se basa en el petróleo, el turismo y en dos bases militares cercanas.

Su aeropuerto internacional está a 10 km. del centro, y su base de hidroaviones es la más grande del mundo.

La temperatura en verano es de 13-21ºC, y en invierno desde -7 hasta -15ºC, con mucha nieve. www.español.weather/today-anchorage

En 1964 hubo un terremoto de 9,2º Richter con tsunamis y grandes destrozos por lo que, a partir de entonces, la altura de los edificios está limitada a 21 pisos.

Tiene mucha inmigración desde Asia, Europa Oriental y Latinoamérica.

Está situada en una península rodeada de los montes Chugach, y limitada por el río Ship y el golfo de Cook.

Por la mañana tuvimos tres horas, después de desayunar, para recorrer el down town y un mercadillo cercano al hotel, en dónde había artesanía y puestos de comida. Recorrimos varias manzanas amplias y abiertas, siendo fácil orientarse en la ciudad por la cuadrícula de sus calles en las que llama la atención algunos edificios “art decó” (me encantó el cine Avenue, pintado con colores pastel, que recuerda a los edificios de Miami Beach).

Foto del cine hace muchos años.

 La catedral católica, llamativamente blanca en su exterior…

La  oficina de Información Turística, con un personal, en apariencia, de la tercera edad…

Numerosas tiendas de artesanía y recuerdos, regentados por nativos…

Anchorage me ha gustado, me ha parecido una ciudad muy agradable y siempre la recordaré rodeada de montañas nevadas en cualquier punto al que miraras, que se veían perfectamente en cada cruce de sus anchas calles.

 A las 12 nos subimos al autobús camino de Seward.

La organización del tour por parte de Holland y, desde luego, en lo que concierne a Leah, nuestra directora de tour, continúa siendo efectiva y sin problemas.


Deja un comentario

Diario de viaje a Alaska y Canadá. Cruisetour D6T con Holland

 

25-5-12 CAMINO DE ANCHORAGE EN EL MACKINLEY EXPRESS.

El día ha ido empeorando y convirtiéndose en totalmente nublado, con unas nubes muy negras y lluvia intermitente.

 En la estación cogimos de nuevo el McKinley Express, el tren en el que vinimos desde Fairbanks, que tiene los techos de cristal.

Vamos camino de Anchorage y tenemos ocho horas de camino por delante, entre otras cosas, por ser un tren turístico que lleva muy poquita velocidad. De Denali a Anchorage hay 240 millas de distancia.

 En el pequeño bar del vagón, no pararon de servir bebidas (pagando), y llevarlas a los asientos.

De nuevo, el guía-animador  con un micrófono, no paró de hablar de los sitios por los que íbamos pasando, o haciendo algún chiste que todos celebraban con enormes risotadas. Como muestra de su sentido del humor, cuándo el tren se detuvo frente a otro de iguales características, hizo que todos saludaran con el saludo del alce: las manos en las sienes, muy abiertas, y girándolas de un lado a otro, riéndose y haciendo comentarios. Teniendo en cuenta que la edad media del pasaje debe de ser de unos 55 años, nos resultó bastante llamativo.

 El paisaje ha sido impresionante durante la primera hora, hasta que hemos salido totalmente del parque Denali. Una cadena de montañas con nieve en jirones, como si con los dedos las hubieran hecho dibujos de arriba-abajo, y un bosque de piceas, finas, altas y verdes, alternando con zonas con nieve y otras de tundra seca y marrón del frío del invierno, con agua entre ellas, como si fueran zonas pantanosas.

Seguimos el curso del río Matanuska y, poco después, pasamos un cañón no muy profundo, pero llamativo.

En general, el paisaje ha sido de piceas, nieve, montañas nevadas, ríos grises, y nubes densas e impresionantes, o sea, el paisaje que relacionamos con la Alaska de películas y fotos.

Poco a poco fue cambiando, con árboles con hojitas y brotes primaverales, muy verdes, que hace poco debían de ser solo ramas; aunque las montañas nevadas siguen acompañándonos a izquierda y derecha. No sé si serán de la misma cordillera desde Denali, ahora más cercanas.

Comimos en el tren, y de nuevo tardaron mucho en llamarnos por la poca capacidad del restaurante. Pedimos: ensaladas y salmón plancha, con una salsita y verduras rehogadas (el salmón de Alaska, tiene mucho más color que el noruego; es muy naranja). Nos costó 54 dólares.

Hace un día bastante nublado pero, cuando sale el sol, refleja en la cúpula de cristal, a pesar de tener un trozo tintado.

 El animador siguió hablando, hablando, hablando…

 Pasamos por una zona de árboles altos, con hojitas nuevas, y un río con aguas grises y rápidas, de las perfectas para hacer rafting. Alrededor, de nuevo, zonas pantanosas.

Vamos por un territorio salvaje, sin habitantes, no nos habíamos cruzado con ninguna casa o pueblo tres horas después de haber salido.

Continuamos en paralelo a un río con rápidos, en un paisaje que me trajo a la memoria una película de Marilyn Monroe, en que ella se enfrenta, en estas tierras (creo), junto a un padre y su hijo, a montones de adversidades hasta que, al final, se queda con ellos después de superar ataques de todo tipo. Quizás ni siquiera es en Alaska, pero la memoria es así a veces…

(Era la película “Río sin retorno”, con Robert Mitchum y una Marilym maravillosamente joven y guapa,  que no está rodada en Alaska, sino en Canadá, en los Parques Nacionales de Banff y Jasper, en Las Rocosas)

Pasamos por una casa y luego por una cabaña, en las que estaban dos grupos de familias pescando y, los dos, con rifles al hombro, imagino que por los osos.

El río pasó a la derecha y en algunos sitios era bastante ancho.

Leah, nuestra guía nos entregó, como siempre en los traslados de uno a otro punto, el sobre que contenía la información de la siguiente parada, y las llaves del hotel.

También durante el viaje se podía contratar las excursiones que se querían realizar con la naviera.

Nosotros contratamos la del “Crucero por los Fiordos de Kenai” que haríamos en Seward, la última ciudad del tour.

Llegamos a Anchorage a las 8 de la noche. El bus en el que nos llevaron hacia el hotel nos hizo un pequeño city tour,  para que, al día siguiente, nos orientásemos en el poco tiempo que íbamos a tener en la ciudad. Leah, es así de detallista.

Fue lloviendo de vez en cuando a lo largo del viaje, pero en Anchorage no llovía, aunque estaba muy nublado.

El hotel es un gigantesco Hilton. Tiene un edificio rectangular grande y una torre de 22 pisos, muy cerca de la estación del tren, y del mar. Tenemos la habitación 2161, en el piso 21, muy amplia, con una cama muy grande tamaño King, llena de almohadas y cojines;  una mesa de despacho con la TV y una cafetera; y un sillón de orejas, frente a la ventana, que tiene vistas de la estación, el puerto, el mar, y las montañas nevadas al frente.

Y, como siempre, nuestras maletas en la habitación cuándo llegamos a ella.

 


Deja un comentario

De Denali a Anchorage.25 de mayo

A media mañana, de nuevo en el tren McKinley Explorer, saldremos hacia Anchorage. En el itinerario que tenemos pone que tardaremos 8 horas en llegar, con lo que si es así, serán más de las 8 de la tarde cuándo lleguemos al hotel que sera el:

Hilton Anchorage Hotel:

Aquí, no podremos hacer mucho más que dar una vuelta alrededor del hotel y bscar en dónde cenar. Nos hubiera gustado poder hacer la excursión al glaciar Portage, pero parece ser que está claro que no será posible.


Deja un comentario

Estudiando la información del cruisetour

Seguimos intentando sacar lo maximo de información de los documentos del viaje, ya que están en inglés, y ya he dicho que nuestro nivel es ajustadito.

Cada vez más me va pareciendo que va a estar todo muy bien organizado. En Anchorage, día y medio antes del embarque, se puede hacer el check-in del equipaje, que ya va directo a tu camarote. ¡Un verdadero lujo!

Me supongo que tienes que organizar la ropa que vayas a llevar ese día y medio, total la ropa interior cabe en el bolso, y a la tarde ya estás embarcado con la posibilidad de arreglarte en condiciones para la cena en uno de los restaurantes del Statendam.


1 comentario

Buscando presupuestos.

Con la idea del cruise tour que queremos ya definida, seguimos viendo presupuestos.

Con El Corte Inglés hemos topado. A pesar de estar en fecha de su Semana del Crucero, no nos hacen ningún tipo de descuento y, ni siquiera, aceptan el pagarlo en 1o veces sin intereses como anuncian en su publicidad. Nunca hemos sido partidarios de pagar a plazos los viajes. Pero, bien pensado, si no te cargaban ningún tipo de interés podía ser una fórmula para estudiar. Según ellos los cruise tour no entran en las ofertas.

Es increíble lo poco que cuida el C.Inglés a los clientes fieles. Les importa un bledo, por lo que hemos visto, el que el cliente opte por irse a otra agencia.

¿Cómo es posible que otras agencias tengan un 10% de descuento con la Holland, y el C.I. que en apariencia es más fuerte como empresa, no tenga ninguno?

En las agencias por internet he visto precios y no hay realmente demasiada diferencia con los presupuestos que ya tenía. Además Vacatión to Go, no vende cruceros de Holland para no americanos. Desconozco la razón, ya que sí vende de otras navieras.

He visto una página bastante buena para ir sacando ideas de excursiones y visitas en Alaska, e incluso, para contratarlas con ellos. La he encontrado buscando información y excursiones al Glaciar Portage desde Anchorage, es www.alaska.org.

Tiene consejos, clima, distancias, excursiones, mapas, y casi todo lo que puedas buscar sobre éstos temas.


Deja un comentario

Alaska: seguimos haciendo planes.

Poco a poco,  nos vamos decidiendo más por Alaska, que por Cánada coste este.

Y, ya que tenemos que volar tan lejos, la idea de un cruisetour pre ó postcrucero va tomando forma.

En principio hemos ido analizando varias compañías:

NCL: en sus cruceros no llega hasta Seward, y con ello te impide hacer un tour por aquella zona.

Celebrity: tiene la posibilidad del tour antes en Las rocosas y, después, desde Seward. Sus barcos son modernos, y muy bonitos.

El tour de Las Rocosas, es extraordinariamente caro, comparado con el del norte de Alaska.

En mayo- 1º junio, que serían las fechas que queremos, no tiene camarotes libres.

Holland: tiene cruisetours desde Seward, Faibanks o Anchorage. Sus barcos tienen muchos años. Entre la comunidad de cruceristas tiene muy buen nombre, y en Alaska, con los cruisetours, parece que funciona muy bien y lleva muchos años organizándolos.

Los de 13 noches, sale más barato con Holland que con Celebrity.

La página web de Holland, tiene la posibilidad de ver fecha, número de camarote y precio exácto, pero no deja reservar un crucero. Te remite a un agente de viajes, o te da la posibilidad de llamarte por teléfono. Como teléfono de contacto figura en ella el de “Un mundo de cruceros” en Madrid, o en Barcelona. Después de llamar para consultar datos, me los enviaron por mail, pero me dicen que son una mayorista y, que para más dudas, consulte con una agencia de viajes (no sé para qué ponen el teléfono en la página de Holland).

He pedido presupuesto en El Corte Inglés, y después de dármelo, me dicen que  en los cruisetours no hacen el descuento que anuncian por ser la “Semana del Crucero”, aún estando en fechas.

El que nos parece mejor de todas las posibilidades que tiene Holland, es el D6T Denali Plus, de 13 noches: 6 de tour desde Fairbanks a Seward, y 7 de crucero de Seward a Vancouver. Lo ideal sería desde Vancouver poder hacer un tour hacia Las Rocosas.